jueves, abril 07, 2005

Revelación cotidiana

Ayer me sucedió algo de gran transcendencia. Quizás para una mente menos flipada que la mía habría pasado desapercibido. Resulta que alguien me preguntó que si ya había arreglado la bici. ¿Que tiene eso de extraordinario?, se preguntará el escéptico lector.
Sencillamente, que yo no le había dicho que tenía la bici rota.... ¡lo había leido en mi blog!. ¡Sí señor!, esto lo lee alguien (además de servidor y el servidor en que lo cuelgo......... eeeeeH que buen chiste , ¿no?. No, vale).
El caso es que mi yo virtual ha nacido, se comunica sin que salgan palabras de mi boca. Quizás cuando yo muera, toda esta palabrería inútil sigua colgada aquí y alguien se pregunte qué paso con mi bici. He ahí la transcendencia de los hechos.



¿Porque pongo esta foto? Por culturilla general y porque me sale de los güevos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

iyo,
el que preguntó fui yo,eel muchas veces llamado pirimo lary!!!
que no es que haya trascendido mas lejos que el piso de nfrente!!!!
¡por cierto tengo una resaca como un camello y no me atrevo a ir a la cocina a beberme toda el agua que salga por el grifo porque a la familia le da por desayunar cuando yo me levanto con la lengua como un zapato pero en feo!
me encontre ayer en la alameda a diana y despues de hacer las comparaciones de rigor seguro que se jartó de reir porque iba to puesto!!!!

ya

restforawhile dijo...

me alegra que se haya posteado bien :)

Pisaverde dijo...

Al Joako, gracias por el comentario, me alegra notar señales de vida de vez en cuando.
Al otro, ¿que me cuentas? Mi no comprender.