martes, enero 25, 2005

Sentimientos contrapuestos

Son curiosos los sentimientos contrapuestos que despierta en mí la época de examenes. Por un lado estoy en continuo estado de zusto por la tranca (perdón por la terminología hiperrealista) que me van a meter debido a mi incapacidad para los estudios. Por otro lado tengo la sensación de que no se bien cómo, milagrosamente salvaré mi culo, como siempre acaba sucediendo. Y por último, y fundamentalmente, mi cerebro comienza a sobrecargarse, normalmente adormecido por la vagancia a la que me lanza esta nuestra sociedad, lo cual tiene multiples consecuencias, ninguna agradable (inseguridades, dudas metafísicas que ya habíamos quedado en que no tenían solución, etc.). Otro efecto que curiosamente comparto con casi todos los varones con los que he consultado es una cierta tendencia a la lujuria o calentón, dicho mal y pronto.

2 comentarios:

raquel dijo...

A mi lo de la metafísica se me da especialmente bien, aunque ultimamente cuando intento estudiar (a parte de fichar a todo el personal de la biblioteca) me da por inventar monólogos y me da pena que mi talento monoguil se desperdicie día tras día en la biblioteca, memorizando movidas que puede aprender cualquiera.
Tenía que añadir un comentario, luisiyo, sobre todo por no decepcionarte. La última vez cuando me diste la dirección de la web blog, me dijiste ".es", no ".com", por eso no me salia, petardo! Por ciero soy la fractura en saco de nueces.Besos

Pisaverde dijo...

Eh! Hola! no sé cuanto tiempo hace que esto está puesto pero gracias, Raqueluca. No hay duda de que tienes un innato talento monologuil, aunque sólo sea contando las cosas que te han pasado en los últimos 24 años. Un beso gordo.